La vida…

Nacemos desnudos por fuera y por dentro, todos iguales de la misma forma… sin grandes diferencias… Unos niños, otras niñas, pero estamos limpios de impurezas, de ideologías, de amores, ni odios, nuestra única preocupación es comer para seguir adelante y… empieza nuestro primer vínculo…nuestro primer gran amor… nace la búsqueda del placer, encontrado en su cara, en sus brazos, en su regazo… esos ojos que te buscan en la oscuridad, esa boca que te dice que quiere más, ese llanto que te vuelve loca… esas primeras palabras que te llaman mamá… Vamos manchando nuestro cuerpo… vamos poniendo experiencias y cosas… vamos escribiendo nuestro único y gran libro condicionado por tantas cosas… cada vida, cada momento, cada historia es diferente e igual a la vez…

En la infancia buscamos un mundo de iguales donde todos seamos buenos, juguemos a las mismas cosas, donde nos den a todos por igual, donde seamos importantes todos… En la infancia buscamos la felicidad con las pequeñas cosas… eso es lo importante de no dejar de ser nunca como un niño… vamos aprendiendo de los errores pero no es fácil… El niño se da en la misma esquina del mueble 10 veces igual que el hombre en el que se convertirá caerá 10, no , cien veces en la misma piedra… Que fácil lo ven todo los niños!!! A mi me enseñan tanto…

Van creciendo y te das cuenta como se separan como empieza la individualidad, lo colectivo ya no les gusta ser como todos  sino lo exclusivo. Nos revelamos contra todo lo impuesto y queremos romper moldes y todo aquello que nos venga dado, pasamos por la época de que nada va estar bien se ponga como se ponga, y luchamos contra todo y todos… Se producen grande cambios en todo y nos damos cuenta de que los que están a nuestro lado no son más que estorbos y buscamos gente fuera para que nos ayude a pasar este rato y los días pasan… te alejas para luego volver. entras es esas difíciles fases donde aparecen los primeros complejos, ves las diferencias con los demás, te encierras en un mundo donde crees que nadie te entiende y que sólo tú estás ahí, la individualidad se hace patente y te sientes incomprendido, quieres una vida sin leyes pero la tuya está llena de ellas…. no quieres deberes pero consideras que todo son derechos…. Que difícil es ser ese pequeño y gran adolescente donde la rebeldía forma parte de cada minuto de tu existencia, donde crees que todo se termina aquí y ahora, donde la búsqueda de la felicidad siempre está lejos de lo que siempre te ha enseñado… Vives una explosión de sentimientos, de sensaciones…

Pasas de la inocencia a la picardía, del querer al no querer, de lo fácil a lo difícil…Ya nada es igual, todo toma rumbos diferentes a los marcados, ahora cada uno es un mundo lleno donde empezamos a elegir… ya lo juegos no están impuestos, los buscamos nosotros, ya la vida no es la que te marcan tú decides y de repente descubres a una persona que sin saber muy bien lo que quiere se busca a sí mismo… Pasan los años y descubres cosas que te gustan, otras que no tanto y vas de un lado a otro en la búsqueda de tu identidad, entras en una fase de productividad emocional, sentimental, intelectual, parece que nada tiene fin y vives buscando retos cada cual mayor que el anterior… Sufres en el amor, vives sin saber vivir, amas sin pensar en mañana y buscas sentimientos cada vez más difíciles, experiencias duras que te llenen porque en ocasiones todo lo normal te parece poco… creces y de repente entra un sosiego…

La búsqueda de lo real, la parte racional deja de lado a toda la pasión que hasta ahora te ha movido…y de repente las cosas las empiezas a ver a cámara lenta… Es como si te apagasen el gas… y descubres que esta es tu vida y que quieres seguir en ella sin grandes cambios, solo aquellos que el tiempo te dé pero sin grandes altibajos… Descubres que la vida te lo ha dado todo o te lo ha quitado, que has conseguido en el mejor de los casos tus sueños pero ahora lo difícil es mantenerlo…y da un poco de susto… En tan complicado… de repente la vida te dice que frenes que ya nada es igual, la cabeza es la misma pero los sentimientos son diferentes, pasan los años y empiezas a vivir de lo creado, empiezas a ver las cosas con el prisma de la experiencia sin entender muy bien todo aquello que desconoces, empiezan a decaer algunos de los placeres mejorando otros… o al menos eso crees…

De repente entras en el filo de la sospecha, la enfermedad, la decadencia, los años en los que te parece que algo te puede pasar, la vida que te empieza a dar miedo, los hijos que se van, los nietos que vendrán… El trabajo que has hecho siempre parece que ya no puedes con él y… de repente un freno de nuevo, otra nueva visión de las cosas, vives una segunda juventud pero con la experiencia de lo vivido y vuelves a querer rebelarte al mundo pero esta vez porque quieres ser lo que ya no puedes ser… que quieres correr pero tus piernas te dicen basta… quieres vivir pero tu corazón te dice que esperes…Que lastima!!!! Ahora quieres hacer todo lo que no puedes hacer. Tienes sabiduría para arreglar el mundo pero el mundo ya no te pertenece y, miras con lástimas a los que vienen, porque sabes lo que les queda por vivir y así es la rueda que viene y va y te encuentras en esos puntos donde quieres cada vez más…

En cada una de estas fases vives siempre con similares que van buscando lo mismo que tú, su historia… descubres a afines, a amigos y a enemigos, a gente maravillosa de la que no quieres escapar nunca, gente que viene y se va, gente que permanece para siempre por corta que sea su estancia, gente que te lo da todo , gente que te lo quita todo… Familia, amigos, conocidos, vecinos, acompañantes, compañeros, amores, amantes… todos formamos parte de este círculo y cada uno de nosotros es importante para el otro… no existe nada que nos obligue pero permanecemos atados a las personas que queremos y vivimos buscando a esa persona a la que dárselo todo y algunos la encontramos en un destino maravilloso que nos hace encontrarnos ahí para poder compartir todo lo que somos y  crecemos juntos, nos hacemos mayores juntos y queremos seguir viviendo cada momento al lado del otro buscando rellenar paginas de la vida…

Siempre creo que lo importante es vivir cada momento con la intensidad adecuada y así procuro hacerlo… le pongo pasión hasta a limpiarme los dientes..porque nunca sabes lo que vendrá mañana y … si llega me preocuparé mañana porque hoy solo quiero vivir… vivir esta vida maravillosa al lado de todos estos que elegí como acompañantes, que hacen que la vida sea mucho más que todo esto porque en el fondo todo se reduce a intentar ser feliz con lo que tenemos, a amar lo que hacemos, a vivir llenos de AMOR!!!!  y a disfrutar de los pequeños placeres que hacen que lleguen los grandes…

SI NO VES LO MARAVILLOSO DE UN INSTANTE NO SERÁS CAPAZ DE ENTENDER LA ETERNIDAD

Gracias a ti mi libro está lleno de la más bonita historia de amor, gracias a ti mi vida es grande y me he ganado es Oscar porque si lo hubiese soñado no sería tan maravilloso… nos quedan muchas fases aún, muchas cosas por vivir y con la garrotilla nos miraremos y recordaremos lo que nuestras cabezas nos permitan y sonreiremos porque tendremos aún sueños por cumplir…. GRACIAS AMOR… COMO SIEMPRE LLEGA EL MOMENTO DONDE LAS PALABRAS SOBRAN…

Advertisements
Posted in Uncategorized | Leave a comment